Mercedes Casanova Díaz

Presidenta provincial de Cruz Roja en A Coruña

– ¿Qué balance harías del año 2017 en Cruz Roja en la provincia de A Coruña?

Sin duda el balance es positivo y muy satisfactorio porque de los retos que nos planteamos para el año pasado muchos de ellos fueron alcanzados. En primer lugar, hemos profundizado en el Programa de Acogida de Solicitantes y Beneficiarios de Protección Internacional, ofreciendo una cobertura a estas personas que va más allá de los objetivos planteados. Este hecho es muy satisfactorio y habla del alto grado de implicación tanto del personal como del voluntariado que forman parte de este proyecto. En segundo lugar, hemos dado grandes pasos en el área de Desarrollo Local para seguir ampliando y consolidando nuestra red de oficinas locales. En tercer y último lugar, en el área de Intervención Social hemos seguido trabajando para paliar la soledad de las personas mayores que viven en nuestro entorno, modernizando por ejemplo los servicios de Teleasistencia y avanzando en soluciones tecnológicas que nos permitan acercarnos más y mejor a este colectivo.

– ¿Por qué y para qué trabajamos en Cruz Roja en la provincia de A Coruña?

Lo hacemos para estar cada vez más cerca de las personas y lo hacemos desde siete principios fundamentales que guían y enmarcan nuestra actividad. Además, trabajamos para fomentar la participación social de una manera organizada a través del voluntariado, como una manera para canalizar sus ganas de ayudar a construir una sociedad más justa e igualitaria en oportunidades.

– ¿Qué significa el voluntariado para Cruz Roja en la provincia de A Coruña?

Solamente puedo hablar de las personas que forman parte de nuestro voluntariado desde el reconocimiento y la gratitud. No me cabe ninguna duda de que la gente de nuestra provincia es solidaria, tanto desde la acción voluntaria como cuando desde cualquier ámbito solicitamos ayuda o, incluso, nos la ofrecen sin tener que dar este paso.

Queremos ir hacia la excelencia, siempre pensando en las personas

– ¿Qué valoración haces de las colaboraciones con empresas o la implicación de las personas como socias de Cruz Roja?

Cada vez hacemos un esfuerzo más grande dentro de la Organización para acercar a socios y donantes la actividad que realizamos y que puedan comprobar cómo sus aportaciones se convierten en proyectos y en mejoras en la calidad de vida de las personas con las que trabajamos. El aumento continuado en el número de socios y socias, y la gran cantidad de redes que hemos conseguido tejer con otras entidades sociales, empresas y organismos públicos confirma que nuestra actividad es entendida como necesaria para la construcción de esta sociedad.

– ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta Cruz Roja en la provincia de A Coruña de cara a 2018?

En líneas generales hacer frente, como siempre lo hemos hecho, a las necesidades que se nos planteen en todos los sectores de la población con los que trabajamos. Seguiremos incidiendo en las personas mayores que viven solas, trabajando con infancia en situación de desamparo, con mujeres en situación de desigualdad o en mejorando las vías de acceso al empleo de aquellas personas que tienen más dificultades de inserción, entre otros. Creo que las líneas están bien trazadas pero queremos ir hacia la excelencia, siempre pensando en las personas.